No podemos olvidar la situación por la que hemos pasado y en la que todavía nos encontramos.

Pero además de los momentos de incertidumbre que nos está dejando la pandemia, el confinamiento no ha sido tan malo.

En el post de hoy te contamos de lo que hemos disfrutado quedándonos en casa.

Tiempo, ese maravilloso tesoro

Si nos paramos a recordar nuestra vida de hace 3 meses, veremos muchas cosas que lógicamente echamos de menos, pero también veremos prisas, estrés, cansancio y falta de tiempo para otras muchas.

Ir de un sitio a otro corriendo para no llegar tarde a llevar a los niños al cole, no llegar tarde al trabajo, a hacer la compra, a organizar las cosas en casa…

Todo eso ha desaparecido.

Aunque estemos trabajando desde casa, ya no hay estrés por llegar tarde, ya no hay atascos para llegar a la oficina.

Ya no echamos de menos pasar más tiempo con nuestros hijos porque los tenemos con nosotros.

Hemos ganado tiempo.

Cosas que hemos disfrutado en el confinamiento

Cómo comentábamos, el mejor regalo que nos ha dejado esta situación es disponer de más tiempo, ¿en qué hemos empleado ese tiempo?

  • Disfrutar de nuestra familia

Tener “a mano” a nuestros hijos en cualquier momento del día nos ha dado la energía necesaria para superar los momentos más difíciles.

Aunque teletrabajemos y haya momentos en los que la casa se nos cae un poco encima, parar 10 minutos simplemente para achuchar a nuestros pequeños y ver que ellos tienen siempre una sonrisa en la cara, a pesar de las circunstancias, es la mejor medicina para seguir.

Seguro que hacía años que no jugabas tanto a juegos de mesa 😉

  • Cocinar

Si hay algo que el confinamiento ha destapado es la afición cocinera de muchísima gente.

Seguro que tú también te has atrevido con los bizcochos, las magdalenas y las croquetas.

  • Tiempo para nuestras aficiones

En nuestra vertiginosa rutina, a menudo no nos quedaba tiempo para disfrutar de nuestras aficiones.

El confinamiento nos ha dejado espacio para sentarnos a leer ese libro que tanto nos apetecía, ver esa serie que teníamos a medias o aprender a tocar ese instrumento que tanto nos gusta.

  • Nos hemos dado cuenta de muchas cosas importantes

Es cierto que a veces, no nos damos cuenta de lo que tenemos hasta que lo perdemos.

Acostumbrados a una sociedad consumista y superficial, el confinamiento nos ha hecho ver que ante una situación como la del Covid-19 lo que realmente echamos de menos es a la gente.

La huella que nos dejará el confinamiento

Cuando todo esto pase, que pasará, debemos quedarnos con todos estos buenos recuerdos y pensar, que a pesar de todo, supimos sacarle el lado positivo a unos meses terribles.

Debemos quedarnos con los sentimientos de solidaridad, con que a pesar de no salir de casa, parece que conocemos mejor que nunca a nuestros vecinos de tantas tardes aplaudiendo en los balcones, con las tardes de pelis y palomitas con nuestros hijos…

Que esta experiencia nos sirva para ser mejores y disfrutar más de lo que tenemos

Abrir chat
Cuéntanos qué necesitas