Es bueno tener en cuenta de que un toldo forma parte importante de la imagen que queremos proyectar en nuestro hogar o negocio, un pequeño detalle puede hacer un espacio armonioso o estresante y para ello te dejamos unas cuantas recomendaciones importantes para elegir un buen toldo.

La importancia de elegir un buen toldo

Aunque evidentemente un profesional cualificado está para aconsejarnos, también podemos tener más conocimiento para una mejor elección.

Un buen toldo debe ser capaz de protegernos un 99% de los rayos UV, e infrarrojos, deben permitir la micro ventilación interior, y también evitar el deslumbramiento de la luz intensa, pero a la vez mantener iluminado nuestro ambiente.

También es muy importante el color del toldo, ya que de eso depende la intensidad del filtro de los rayos solares y la  luz que nos permita tener. Es muy recomendable usar tonos neutros.

Debemos tener en cuenta de que si vives en una comunidad de vecinos, se debe respetar las normas estipuladas, en este caso será mejor consultar con las personas encargadas.

Algunas ventajas que nos aportan los toldos

  • Podemos decidir tener sol y sombra cuando queramos, haciendo de esta manera útil un espacio el cual por causa de mucho sol o lluvia podría impedirnos disfrutar.
  • Existen toldos retráctiles y motorizados que nos siguen protegiendo de los rayos solares, pero a la vez podemos seguir disfrutando de las hermosas vistas que podamos tener desde el interior tu hogar o negocio.
  • Desde luego que es importante tener un buen diseño, contando con profesionales lograrás obtener armonía, calidad, equilibrio, privacidad, pero sobretodo sentirte cómodo en un ambiente sofisticado y acogedor.
  • Otro motivo muy importante para tener un toldo es la protección de nuestros muebles, marcos de ventanas, alfombras, tapicería, cortinas, el suelo, plantas, etc; los cuales si los protegemos de los rayos UV del sol  con un buen toldo, parasol o pérgola, podemos prolongar la vida de nuestro valioso mobiliario interior.
  • También pueden ayudarnos en el ahorro de energía, ya que en días calurosos, al extenderlo o bajarlo podemos dar sombra  al interior ocasionando un enfriamiento natural del hogar, reducirá los costos de aire acondicionado hasta en un 25% que junto con las ventanas de PVC tendremos una envolvente perfecta. En los días fríos, puede retraerlo, permitiendo que el sol ayude a calentar la casa, además de ser más saludable evitando abusar del aire acondicionado.
  • Regulan la ventilación de tu hogar, de condiciones atmosféricas y además mantienen nuestro ambiente más privado y libre de miradas inoportunas.

En el mundo de los toldos existen diferentes tipos y materiales que se adaptan a cada necesidad.

Tenemos los toldos fijos o estacionarios

Son un marco soldado que se fija de manera permanentemente a una pared, estos no deben moverse, suelen ser resistentes y duraderos, también brinda una protección más completa, son  ideales para ventanas pequeñas y puertas del hogar o negocio.

Toldos retráctiles o extensibles

Se adhiere a la vivienda,  pudiendo abrir o tirar hacia atrás para proporcionar tanta o tan poca cobertura necesaria. Se pueden extender con controles motorizados o de manera manual.

  • Los controles motorizados permiten la extensión y retracción por un sistema mecánico y son operados a través de un interruptor o con un control remoto, es de muy fácil despliegue sobretodo cuando tenemos de grandes dimensiones.
  • Los Sensores de viento, lluvia y sol se extenderán o retraerán automáticamente dependiendo del clima, ayudará a mantener el toldo protegido de las inclemencias del tiempo.
  • En cuanto a las Cubiertas de protección contra la intemperie es Un accesorio para los modelos montados en el techo, protege las primeras seis a ocho pulgadas de tela del toldo, manteniendo su apariencia y durabilidad.

Puedes elegir varias formas, tamaños y materiales para tu toldo

Actualmente vienen de varias  formas, tamaños y materiales, las cuales al tener diferentes materiales requieren también diferentes tipos de mantenimientos que se adapten a la apariencia de ciertos espacios.

Generalmente vienen en dos tipos diferentes de telas: poliéster y algodón, cada uno tejidos con características distintas de acuerdo a cada necesidad,  se define por clima, espacio, diseño, tipo de uso y el presupuesto del usuario.

 Para tomar esta decisión importante para nuestro hogar o negocio cuentas con la asesoría de nuestros profesionales especializados.

También puedes instalarlo en tu caravana para protección del frío o calor intenso.

Abrir chat
Cuéntanos qué necesitas